Según el macrobarómetro preelectoral del CIS, el motivo principal por el que el 35% de las personas no irán a votar es porque están hartas de la política. Y la segunda razón, también relacionada con esta primera, es que no estar de acuerdo con que haya una repetición electoral, con un 22,5%. Además, el siguiente 22% no piensa ir a votar porque no le convence ningún partido ni líder. La suma de estas tres primeras razones, muy ligadas entre ellas, es de casi el 80%. El 11,4% siguiente no irá a votar porque nunca lo hace.

Por otra parte, las encuestas muestran una cierta tendencia a la indecisión, puesto que el 32,3% de las personas que sí que irán a votar, aún no saben a qué partido entregarán su voto. Las diferentes opciones en las que están dudando son: 9,3% entre PP y Ciudadanos, un 7,5% entre PSOE y Ciudadanos, un 6,6% entre PP y PSOE, un 5,9% entre PSOE o Unidas Podemos, un 2,6% entre PP y Vox, un 3,3% entre PSOE-Podemos y PSOE-Más País.