Los fondos de inversión Blackstone y Testa Socimi planean ejecutar un desahucio por el impago de cuatro cuotas de alquiler a una vecina en BentaBerri (Donostia, Gipuzkoa), y la fecha del desalojo se prevé para el 8 de noviembre. Varios vecinos y activistas se han reunido hoy para mostrar rechazo en el Ayuntamiento de Donostia.

Las 540 familias de la zona de BentaBerri que viven en régimen de VPO (viviendas de protección oficial) van a pasar ahora a depender de los dos conocidos fondos de inversión que se adueñaron de la gestión de las viviendas, y temen que en 2028 BentaBerri dejen de ser viviendas de protección. En tal caso, la media del precio del alquiler que ahora oscila en 800 euros, podría duplicarse, viéndose cientos de familias obligadas a marcharse.

Es el segundo intento de desahucio que se produce este año en BentaBerri, y en este caso se debe a que el precio del alquiler (781,43 euros) casi superaba los ingresos que tiene la vecina llamada Victoria, cuyo desahucio se prevé para el 8 de Noviembre. La media del alquiler en BentaBerri es de 800 euros, muy por encima de otras VPO de alquiler.

Hoy se ha realizado una concentración que ha tenido lugar delante del ayuntamiento de Donostia-San Sebastián para mostrar rechazo a los acontecimientos, para obligar a Socimi a retirar la demanda contra la vecina Victoria, para exigir al gobierno que ponga en práctica el protocolo preventivo contra desahucios  y que a Victoria se le permita acceder a un apartamento con cuotas asequibles a sus ingresos.