11 de los 15 condenados por el caso de las tarjetas “black” han obtenido el régimen de semilibertad penitenciario, tras haber cumplido la cuarta parte de la condena. Rodrigo Rato, José Antonio Moral Santín, Francisco Baquero y Estanislao Rodríguez-Ponga continúan en prisión, cumpliendo régimen ordinario. 

La justicia ha concedido un régimen de semilibertad a 11 de los 15 condenados por la trama de las tarjetas “black” de Caja Madrid, después que hubieran ingresado en prisión el pasado mes de octubre y tras haber devuelto el dinero que la fiscalía les impuso como sanción. Dicho régimen solo les obliga a acudir a prisión para dormir, de lunes a jueves, ya que al haberse cumplido una cuarta parte de la condena pueden solicitar este cambio de régimen. Pero esta medida no se ha aplicado a cuatro de los principales condenados: Rodrigo Rato, exvicepresidente del Gobierno, Estanislao Rodríguez-Ponga, exsecretario de Hacienda, Francisco Baquero, alto cargo de CCOO y José Antonio Moral Santín, ex consejero a propuesta de IU; los cuales siguen en prisión cumpliendo el régimen ordinario. 

Varios de los condenados por este caso ya tuvieron una rebaja en la condena al devolver el importe que habían gastado con las tarjetas fraudulentas; cabe recordar que fueron un total del 64 los ex-directivos y ex-altos cargos del banco los condenados por un delito continuado de apropiación indebida, de los cuales solamente 15 entraron a prisión. Recordamos que 5 exdirectivos del banco ya obtuvieron el régimen de semilibertad en julio, pero ahora este número asciende a 11 de los altos cargos, los cuales han conseguido obtener dicho régimen.