Hoy, 20 de diciembre, el equipo de salvamento marítimo ha rescatado de madrugada una patera que había salido de Marruecos el día 18 con 55 personas de origen subsahariano. Al llegar salvamento marítimo se han encontrado 11 cadáveres y 33 personas vivas, 4 mujeres y 29 hombres. La cifra de fallecidos subía a 12 en el hospital Torrecárdenas después de un paro cardiaco.

La tragedia ha aumentado después de que cruz roja publicase el dato de que entre los fallecidos había 10 hombres y 2 mujeres, una de ellas embarazada. Se desconoce la situación de los 12 desaparecidos. El resto del grupo que iba en la patera ha sido atendido por voluntarios. Hay 3 hombres que tuvieron que ingresar en el hospital debido a su pésimo estado de salud.

Están además en observación otras 3 pateras, ocupadas por unas 55 o 57 personas. Cada vez son mayores los casos en las que las personas tienen que huir de la miseria y pobreza de su país debido muchas veces a la guerra o a la explotación de sus escasos recursos.

Estas personas que van en busca de una vida nueva gastan todo lo ahorrado en mafias que les prometen cambio, una segunda oportunidad. Cuando en realidad lo que hacen es  dejar gente a la deriva en una patera en pésimas condiciones, con el motor en mal estado y muy poca gasolina. Además el conductor de la patera suele ser alguien con muy poca experiencia al que la mafia le descuenta dinero.

El negocio de la inmigración, que produce beneficios tanto para las mafias como para los empresarios nacionales, sigue costándole la vida a miles de trabajadores al año. ¿Hasta dónde vamos a llegar?