Renfe se ve obligada a cancelar 325 trenes hoy miércoles 14 de agosto como consecuencia de la segunda jornada de huelga parcial convocada por la CGT.

Esta es la segunda jornada de parón de las cuatro convocadas por el sindicato CGT. La primera tuvo lugar el pasado 31 de julio y las dos próximas están programadas para el 31 de agosto y el 1 de septiembre. Los parones de hoy supondrán una parada de cuatro horas, entre las 12.00 y las 16.00 horas y entre las 20.00 y las 24.00 horas. Lo que significa la cancelación de unos 325 trenes tanto de AVE como de Larga Distancia y Media Distancia de Mercancías, según los servicios mínimos dictaminados por el Ministerio de Fomento.

Este parón coincide  con el puente de agosto de mañana, día 15, día festivo en gran parte de España, cosa que lo vuelve un día de tránsito y viaje de personas muy importante.

Ante los cuatro días de paros programados por CGT, sindicato minoritario en el comité de empresa de Renfe, el Ministerio de Fomento dictó servicios mínimos para garantizar 1.876 de los 3.028 trenes de Alta Velocidad y Larga Distancia, Media Distancia y Mercancías afectados por la huelga, cancelándose un total de 1.152 trenes.

En el servicio de Cercanías que actúa en varias ciudades dle país, se cubrirán la mitad de los trenes programados, este porcentaje que se elevará hasta el 75% en las horas puntas.

De los 1.059 trenes de Alta Velocidad y Larga Distancia programados circularán 829, es decir habrá unos servicios mínimos del 78%. En el caso de los de Media Distancia, los servicios mínimos serán del 65%, cancelándose asi 477 trenes. Y de los de Mercancías alcanzaran unos servicios mínimos del 25%.

El Ministerio de Fomento achaca estos altos porcentajes de servicios mínimos a que los parones se convocan en días de “excepcional movimiento de viajeros”. “Coinciden la movilidad propia de días laborales con la operación salida y retorno vacacional, y con el inicio del puente del 15 de agosto, afectando, por tanto, a todos los tipos de trenes”. Por ello el ministerio concluye que: “De no determinarse servicios mínimos, el ejercicio del derecho a la huelga originaría un daño superior e innecesario para los ciudadanos”. Por su parte la CGT opina que los servicios mínimos decretados son “desmedidos” y que provocan un serio desequilibrio entre el derecho fundamental de huelga y el derecho a la movilidad”.

Con esta convocatoria de huelga, el sindicato reclama un aumento de la plantilla de Renfe. Además, pretende también denunciar la “imposibilidad” llevar a cabo la reducción de la jornada laboral semanal a 37,5 horas ya que la patronal la aplicado diariamente, es decir disminuyendo  17 minutos del tiempo de trabajo, en vez de hacerlo sumando días libres.