El gobierno Andalucía, del PP y C’s, está pagando el alquiler de 73 altos cargos que se han tenido que desplazar para ejercer su cargo en la Junta de Andalucía. La factura asciende hasta los 90.737,04€, un 33% más que el coste en alquileres para directivos que tuvo el ejecutivo de Susana Díaz.


Los diputados y altos cargos funcionarios de la Junta de Andalucía reciben sobresueldos de hasta 1.426,70€ al mes, que además cuentan con ventajas fiscales, para pagar el alquiler de su vivienda, en caso de que se hayan tenido que desplazar más de 60 km de su domicilio para ejercer su puesto en la administración pública. Esta medida se lleva implantando desde años atrás, con el fin de facilitar la cercanía y el acceso de dichos altos cargos.

Según reflejan las comparaciones del listado de gastos que la propia Junta de Andalucía cuelga en su portal, el número de altos cargos que gozan de este suplemento está al alza, y con ello el coste para la Administración. En agosto de 2018, la factura ascendió hasta los 59.929€, durante el gobierno de Susana Díaz, en el pago de alquileres de 58 altos cargos, siendo el valor más alto desde 2015. Pero la factura del gobierno presidido por Juan Manuel Moreno (PP) asciende ahora hasta casi los 91.000€.

Pese a ser la cifra más alta de la Junta de Andalucía en pago de alquileres, el Gobierno asegura que el coste de la Administración se va a rebajar, a través de reducir y limitar los 267 cargos eventuales que existen en la Junta desde la época de Susana Díaz, consiguiendo así un ahorro de hasta 14,5 millones de euros, según aseguran fuentes del Gobierno Andaluz.