José Luis Ábalos, Ministro de Transportes y número tres del PSOE, no le ha quiso dar más importancia el jueves pasado al hecho de que se haya podido reunir con sendos ministros de Venezuela. En cambio, desde el Partido Popular, Ciudadanos y Vox, se ha exigido explícitamente que comparezca en el Congreso de los Diputados para explicar el objeto de dichos encuentros.

El pasado lunes tuvo lugar una reunión en el despacho de Ábalos con el Ministro de Turismo venezolano, Félix Plasencia, y sabemos que horas antes, en plena madrugada, mantuvo un encuentro secreto con la Vicepresidenta de dicho país, Delcy Rodríguez.

Esa cita de hora y media tuvo lugar en el aeropuerto Adolfo Suárez de Barajas, en el propio avión en el que Rodríguez viajó en vuelo privado a Madrid. La Vicepresidenta venezolana tiene prohibida la entrada al espacio Schengen por las sanciones que la UE impuso al régimen de Nicolás Maduro.

Fuentes próximas a Ábalos han aclarado a El País que “el Ministro de Transportes acudió al aeropuerto la noche del domingo al lunes a título privado a recibir al Ministro de Turismo venezolano, Félix Plasencia, con quien mantiene una relación de amistad desde hace años y que viajaba en el mismo avión que la Vicepresidenta”.

“Asimismo, las citadas fuentes han explicado que el titular de Transportes no mantuvo ningún contacto formal con la Vicepresidenta venezolana y su intención al desplazarse al aeropuerto no era reunirse con ella”, sabemos gracias a las aclaraciones de Europa Press.