El aviso por parte del líder de Vox ha tenido lugar durante el debate parlamentario de la cuarta prórroga del estado de alarma.

Abascal dirigió sus duras palabras al presidente del gobierno y al vicepresidente por haberles acusado de homófobos y haber calificado a la formación verde de “inmundicia”. Ha acusado al líder de Unidas Podemos de “apelar a la Guerra Civil” y de verter “amenazas de chequista”. “Iglesias solo tiene odio y una obsesión patológica por los años 30 del siglo pasado” ha afirmado tras asegurar que el vicepresidente es “un negacionista de los crímenes comunistas, lo que puede constituir un delito de los regulados en el artículo 510 del Código Penal”.

También ha recriminado al gobierno el número de fallecidos por la crisis sanitaria, sobre todo por la “nefasta gestión” de las residencias de ancianos, a cargo de Iglesias. “no es fácil sobrevivir a la gestión de los comunistas ni económica ni físicamente”, ha afirmado continuando con su declaración, apuntando que para él y su partido este gobierno es “abiertamente comunista”.

Por último, el presidente de Vox ha asegurado que su partido se pondrá en contacto con las delegaciones del Gobierno para pedir permiso para celebrar manifestaciones “con todas las medidas de seguridad” y ha acusado al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de haber impedido a sus simpatizantes ejercer ese derecho el sábado pasado en Madrid al retirar a los manifestantes, que iban en coche, banderas de España.