El Abogado General de la UE, Maciej Szpunar, se ha mostrado a favor de los clientes de los bancos españoles al declarar este martes que el Índice de Referencia Préstamos Hipotecarios (IRPH) debe estar sometido a control judicial para constatar si es abusivo o no, contradiciendo así al Tribunal Supremo español.

El   abogado   general   del   Tribunal   de   Justicia   de   la   Unión  Europea   (TJUE), Maciej  Szpunar, ha estimado que el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH) no es transparente por el mero  hecho  de  ser  oficial y,  por tanto, los jueces pueden estudiar  si es abusivo  o no.

La postura no es vinculante y será el propio Tribunal de Justicia de la UE quien dicte una sentencia firme al respecto. Sin embargo, las resoluciones del Tribunal de Justicia suelen coincidir con el criterio del abogado general. 

De ser así, la sentencia afectaría a casi un millón de hipotecas y obligaría a los principales bancos españoles a devolver hasta 44.000 millones de euros.

Aunque el índice más utilizado y conocido para el cálculo del precio de las hipotecas en España sea el Euribor (el 80%), el IRPH fue, hasta 2013, una alternativa muy usada por cajas y bancos.

En el momento  de su configuración, hace 25 años y con un Euribor  disparado, el Gobierno Español argumentó que este índice respondía a la necesidad de una nueva referencia oficial calculada por el Banco de España bajo estrictas normas de transparencia y que tomaban como ejemplo modelos de tipos que protegieran al cliente frente a la inestabilidad de los mercados financieros.

Las discrepancias sobre su uso comenzaron a desencadenarse en 2013, cuando el Euribor entró en valores negativos mientras que el IRPH se mantenía estable en torno al 2%, convirtiéndose en la referencia que mayor gasto suponía a los clientes de las hipotecas.

Esto, junto con las críticas por la falta de transparencia de los contratos, llevó a afectados y asociaciones a presentar reclamaciones ante el Banco Esapaña.

Se trata de un paso previo a la sentencia y serán los 15 jueces del Tribunal de Justicia de la Unión Europea quienes tengan la última palabra.   

Las entidades más   expuestas podrían ser CaixaBank,  con  la  devolución de 6.700 millones  de  euros;  el Santander,  con  4.300 millones; BBVA, con   3.100   millones; Bankia,   con   1.600   millones; Kutxabank,   con  1.235 millones, y Sabadell, con 830 millones. Se espera la sentencia para el último mes de este año o bien para los primeros meses de 2020.