CC.OO ha convocado huelga en el sector Alta Velocidad y Salvamento Marítimo (Sasemar), Adif, para el 17 de abril. El objetivo de la huelga es que el Gobierno publique los convenios cerrados hace meses.

Actualmente, los preacuerdos de dichos convenios colectivos se encuentran paralizados. Se prevé que estos entren en vigor en el momento de su publicación en el próximo BOE. CC.OO pretende que el Gobierno materialice los acuerdos, y para ello ha convocado un parón de 24 horas esta Semana Santa.

El plan de actuación que realiza aquí CC.OO parece más un acto de compromiso y formalidad, que un acto con intención de conseguir mejoras en las condiciones laborales. Este sindicato parece estar más interesado en conseguir cupos de afiliación que en defender verdaderamente a los trabajadores.

Este parón de Adif no es el único que se ha convocado para estas fiestas de Semana Santa. El Semaf, central con gran peso entre los maquinistas o, en el sector aéreo, los pilotos de Air Nostrum (mediante el sindicato Sepla) y los trabajadores de servicios auxiliares de los aviones (mediante UGT y USO) han convocado huelgas y movilizaciones por todo el país. Por lo tanto, se espera una Semana Santa caliente, con grandes movilizaciones de los trabajadores de nuestro país.

Evaluando la trayectoria de sindicatos como UGT y CC.OO se aprecia una diferencia sustancial entre logros y número de convocatorias. Si bien CC.OO convocó 729 huelgas a lo largo de todo el 2017, los casos de éxito son mínimos, y estos éxitos se deben solamente a los trabajadores. Estos grandes sindicatos han acabado siempre pactando con la patronal en contra de los trabajadores a los que decían defender.