La aerolínea canadiense Air Canada ha anunciado el despido de 20.000 de sus 38.000 trabajadores el 7 de junio, en respuesta a la caída de la actividad como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

En concreto, se contempla el despido de entre 19.000 y 22.800 de sus empleados, según explica la agencia de noticias The Canadian Press. La aerolínea, la más importante de Canadá, mantiene en tierra 225 aparatos y ha reducido su capacidad en un 95%.

La propia empresa ha anunciado que reducirán significativamente las operaciones. En el caso de la plantilla prevén una reducción de entre un 50 y un 60%.

En marzo, el plan de costes supuso ya el despido de casi la mitad de la plantilla, de los que solo 16.500 fueron readmitidos. Además, plantarán a los auxiliares de vuelo la reducción de sus turnos, excedencias de hasta dos años e incentivos en viajes en caso de bajas voluntarias.

Estos despidos se producirán a pesar del programa estatal que permite a los trabajadores acogerse a una regulación temporal del empleo con un 75% del salario.