El líder de Ciudadanos ha afirmado este miércoles en una entrevista en la COPE que, en caso de no sumar la derecha en el 10-N, estaría dispuesto a facilitar y negociar desde la oposición la legislatura y la investidura.

Albert Rivera ha cambiado completamente de estrategia en estas nuevas elecciones: este miércoles ha afirmado en una entrevista en la COPE que estaría dispuesto a pactar con el Partido Socialista los Presupuestos del Estado desde la oposición.

El líder de Ciudadanos tuvo durante los últimos meses una dura posición en contra de pactar con el PSOE, pero al parecer, tras el desinflamiento para estas elecciones tanto internamente como en las urnas, Albert Rivera ha planteado un giro en su estrategia, afirmando que en caso de no conseguir una mayoría de derechas deberían facilitar al líder socialista sacar adelante tanto la investidura como los Presupuesto, cosa indispensable para la continuación de la legislatura.

Rivera ha dejado claro que su preferencia pasa por un Gobierno de coalición con el Partido Popular. El líder naranja se ha comprometido a formar Gobierno con Pablo Casado si la derecha suma en el 10-N. Esta suma también incluiría a Vox, pero Rivera no querría que el partido de Santiago Abascal entrara en ese supuesto gobierno.

La mayor razón que el candidato de Ciudadanos ha aportado a su argumento para pactar con el PSOE desde la oposición para dar la posibilidad a un Gobierno es evitar una repetición de elecciones o “que no haga una mayoría con Podemos y los nacionalistas”.

Después de los pasados comicios de abril, el líder de Ciudadanos se negó a cualquier acuerdo con el Partido Socialista, pero esto provocó una gran crisis interna del partido, que conllevo la dimisión de tres miembros de la cúpula y la baja militante de uno de los cofundadores. A principios de octubre Rivera afirmó quitar el veto a Sánchez y ahora parece que está dispuesto a facilitar una investidura y legislatura en caso de no sumar la derecha con tal de que este no se vea obligado a a pactar con “Podemos y los separatistas”.