Los Anticapitalistas encabezados por Miguel Urbán, fundador de Podemos, y la marca electoral Adelante Andalucía, dirigida por Teresa Rodríguez, abandonan la formación de Pablo Iglesias por insalvables diferencias en cuanto al gobierno de coalición con el PSOE y la deriva ideológica.

Miguel Urbán, eurodiputado y considerado como uno de los fundadores de Podemos, ha anunciado este jueves que deja el partido dirigido por Pablo Iglesias, aunque por el momento mantendrá su acta como eurodiputado obtenida en las elecciones europeas del pasado mes de mayo. Además, esta decisión coincide con la ruptura anunciada por la líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, la cual desliga su marca electoral de cara a la formación de un nuevo partido nacionalista de izquierdas andaluz.

Esta división de caminos, previamente acordada, ha sido anunciada conjuntamente por Rodríguez e Iglesias a través de sus redes sociales. Con la marcha de Urbán se hará efectiva también la desvinculación de Anticapitalistas de Podemos, perdiendo así a una de las organizaciones de base que conformaron el partido a la estela del 15-M. Iglesias ha expresado su máximo respeto por la decisión de Anticapitalistas de reconstituirse como partido autónomo. Del mismo modo, ha expresado su respeto hacia la líder andaluza de su partido, Teresa Rodríguez.

En ambos casos, ha puesto en valor que la marcha haya sido pactada, aludiendo indirectamente a la polémica salida y posterior escisión de Íñigo Errejón y su partido Más País. En lo que también coinciden ambas formaciones es en la negativa a abandonar sus actas como diputados (eurodiputado en el caso de Miguel Urbán). En palabras de Teresa
Rodríguez, la coordinadora regional mantendrá su acta porque se niegan a regalar once escaños a Izquierda Unida.

La idea es aprovechar la plataforma generada en Adelante Andalucía para construir un partido político exclusivamente andaluz, ya que aseguran que dentro de Podemos son incapaces de cumplir los compromisos adquiridos con su militancia. Esta nueva plataforma política ha sido definida como andalucista, ecologista, feminista y de clase trabajadora.

Las discrepancias entre Izquierda Unida y Podemos Andalucía quedaron ya de manifiesto tras la formación del Gobierno de coalición con el PSOE. El sector más anticapitalista consideraba que pactar con el partido de los ERE (entre otros muchos casos de corrupción de los socialistas) alejaba a Podemos de establecerse como una alternativa real, mientras que IU aplaudía el acuerdo porque incluía al coordinador general del partido y diputado por Málaga, Alberto Garzón, en el Consejo de Ministros.