Inés Arrimadas será la nueva presidenta de Ciudadanos tras unas elecciones primarias en las que ha participado el 60% de la militancia del partido.

De las 12.338 personas que han votado el fin de semana pasado, 9.481 se han decantado por la favorita de Albert Rivera, que representaba al sector más oficialista del partido y 2.752 han apoyado a su rival, Francisco Igea, presidente de la Junta de Castilla y León, que encabezaba el sector más crítico. También se presentó un tercer candidato, Joaquín Aparici, que acabó los comicios con 94 votos.

Por ahora, el equipo que concurrió con Arrimadas a las elecciones ha conformado la nueva ejecutiva del partido. Marina Bravo será la nueva Secretaria General. Habrá dos vicesecretarios, Carlos Cuadrado y Juan Mesquida, y un vicesecretario adjunto, José María Espejo; aunque el proceso de renovación concluirá oficialmente el fin de semana que viene cuando se celebre la próxima asamblea en la que se aprobarán los nuevos estatutos y se trazará un plan de acción para los próximos años.

La elección de Inés Arrimadas ha tenido también efectos en las relaciones con el PP, la militancia de Ciudadanos secunda la propuesta para cerrar coaliciones electorales con el PP para las elecciones vascas y catalanas de este año, iniciativa a la que Igea había mostrado su rechazo y se había opuesto.