Turquía-PKK-asesinados
Fuente: Bulent Kilic. Militares turcos detienen a un manifestante kurdo.

El gobierno turco anunció, este jueves, la detención de de 46 personas, acusadas de pertenencia o lazos con el Partido de los Trabajadores de Kurdistán o PKK (Partiya Karkerên Kurdistan). Este partido ha sido clasificado como organización terrorista por las autoridades de Turquía, denominación que EEUU secundó en 1997 y a la que se sumó la UE en 2002. Los detenidos han sido capturados en las movilizaciones insurgentes que se están llevando acabo en Estambul y el sureste de Turquía contra las mismas fuerzas del gobierno que han llevado a cabo la operación.

 La detención de 6 de los presuntos miembros del Partido de los Trabajadores ha sido en el seno de esta ciudad, mientras que 16 personas fueron arrestadas solo en la provincia de Sirnak. En la provincia de Bitlis no solo han sido capturados parte de los acusados, si no que el ejercito turco ha declarado que: “ocho presuntos miembros del PKK han sido neutralizados”. Esto supone un eufemismo para hacer referencia al asesinato de estos individuos por su supuesta pertenencia al partido kurdo. La muerte ha tenido lugar durante los bombardeos en la provincia y en la región de Zap, limítrofe con Iraq; los cuales han producido grandes pérdidas para la población kurda que habita la zona.

 De esta forma continua el gobierno de Turquía con su actuación vengativa y represiva contra los miembros del Partido de los Trabajadores de Kurdistán, que ya acabó con la vida de Safer Acar el pasado junio, al cual se le consideraba artífice y cabecilla de un ataque en 1998 en el mismo Bitlis que provocó la muerte de 15 militares turcos. El presidente Erdogan ya ha anunciado que las medidas contra la actuación de PKK en Turquía se van a intensificar considerablemente, centrándose en las zonas más conflictivas actualmente, Kandil y Sinyar, al norte del país. Los bombardeos se están volviendo frecuentes, creando un estado de alarma en toda la población de la zona.

 En julio de 2015 el alto el fuego pactado entre el Gobierno y la organización kurda fue roto debido a un auge revolucionario de los kurdos en la zona turca e iraquí, donde hoy en día cuentan con numerosas bases. El PKK y su brazo armado, son la principal fuerza que hace temblar la dominación del gobierno de Turquía desde que se alzaron en armas en 1984. Por ello, Erdogan y su cúpula dirigente centran su potencia militar en frenar el movimiento de liberación nacional que este partido está organizando entorno a las reivindicaciones del pueblo kurdo, extendiéndose por Irán, Siria e Irak, a parte de Turquía. El último movimiento de Turquía ha concluido con la muerte del comandante de la región del Mar Negro, “Zeynel”, incluido en la lista roja de los terroristas mas buscados.

 La criminalización a nivel internacional de esta organización también implica que sus militantes sean perseguidos por el resto de estados aliados con Turquía, así como se persigue a todos los internacionalistas que se trasladan a estas regiones para luchar codo con codo con los kurdos. Las últimas informaciones publicadas por la agencia de noticias británica Reuters, señalan que entre los detenidos en Sirnak habrían tres ciudadanos franceses que se encontraban combatiendo contra las fuerzas del gobierno turco.

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.