Desde que Pedro Sánchez ha llegado a la Moncloa no se ha producido una mejora en el problema del desempleo que llevamos sufriendo desde hace años, sino que, por el contrario, ha ido en aumento. Ya se vio con el record histórico de despidos al finalizar agosto en la que se quedaron sin empleo cerca de 400.000 personas.

Esa cifra de despidos masivos que tuvieron lugar al finalizar el verano, debido a la gran dependencia del turismo en nuestra economía, se ha vuelto a ver incrementada una vez más en este pasado mes de octubre, en el que se han sumado a las listas del paro 52.194 personas más, en el que ni siquiera el comienzo del curso escolar le ha podido poner freno, ascendiendo a un total de 3.254.703 parados.

El sector que más se ha visto afectado ha sido una vez más el sector servicios, sumando un total de 43.219 desempleados en octubre, pero en el que también se han visto afectados en la agricultura (9.301 personas) e industria (2.821 personas).

Desde que Pedro Sánchez ha llegado a la presidencia no sólo nos hemos visto frustrados cada una de sus promesas, sino que cada vez notamos como empeora la situación de los trabajadores en España con el aumento de desempleo y subida del gas entre otros. Mostrando que este “Gobierno del cambio” no es más que el cambio de una cara por otra.