La bolsa española registra la segunda peor semana de su historia acumulando una caída del 20’85% volviendo a mínimos de 2008.

El Ibex 35 cierra su cuarta semana consecutiva con tendencia a la baja, aunque hoy ha abierto en positivo rompiendo la mala racha del día anterior, en el que perdió un 14’1% o más de mil puntos.

Ante la situación de crisis, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) decretó que las ventas en corto durante la jornada del viernes estaban prohibidas sobre todas las acciones líquidas cuyo precio haya caído más del 10% durante la sesión del jueves y sobre todas las acciones ilíquidas cuya caída haya sido superior al 20%, en total 69 valores.

Estas medidas, junto con los anuncios de los gobiernos de todo el mundo de nuevos planes de acción contra la propagación del virus y la inestabilidad económica, han estimulado la bolsa nacional que amaneció recuperando terreno, aunque con extremada cautela.

La bolsa española ha subido un total de 238’7 puntos, el 3’73 %, hasta 6.629’6 puntos. Y en Europa la tendencia ha sido la misma, como se puede ver en Londres con subidas del 2’62%, en París del 1’83%, En Frankfurt del 0’83% y en Milán del 6’69%.

Por otro lado, los precios del crudo se dirigían a su mayor caída semanal desde la crisis financiera de 2008 debido a la crisis sanitaria del coronavirus y al aumento de producción de Arabia Saudí en su guerra de precios con Rusia.