Este viernes, el Banco Santander iniciará el ERE, el cual llevará al cierre de 1.150 oficinas y este miércoles según fuentes sindicales, se llevará a cabo el cierre de 86 sucursales. 

De estas 86 sucursales, 12 se encuentran en Madrid, otras 12 están en Valencia y Murcia, 11 están en Andalucia, 9 en Baleare y 8 en Cataluña.

Del mismo modo, se cerrarán 7 oficinas en Navarra, Aragón y la Rioja, el viernes se cerrarán otras siete en Galicia, otras 7 en Castilla y León, 5 en Asturias y Cantabria, 4 en País Vasco y una en Extremadura y otra en Castilla la Mancha.

Pero esto no es todo, el Banco cerrará el 20 de septiembre 176 sucursales, 164 más el 4 de octubre y 175 el 18 de diciembre. Este ERE supondrá el despido de 3.223 trabajadores, y la prejubilación de los trabajadores con 55 años con entre el 75% y el 80% del sueldo, dependiendo de la edad.

Los trabajadores de entre 50 y 54 años podrán dejar la entidad con el 60% del salario pensionable de seis anualidades y un tope máximo de 380.000 euros, sin descuento por desempleo y con un convenio especial con la Seguridad Social hasta los 63 años, actualizable hasta un máximo del 3%. 

Por otro lado, los trabajadores 49 años o menos, o quienes tengan más de 49 pero no acumulen 15 años de antigüedad, serán despedidos junto con una indemnización de 40 días por año trabajado, hasta un máximo de 24 mensualidades.