Fuente: Bayer
La gran empresa farmacéutica Bayer aplasta y destroza la vida de las trabajadoras con el
beneplácito de la Audiencia Nacional, y más concretamente, de la jueza Carmen Lamela. En
esta ocasión, las damnificadas por el anticonceptivo Essure tendrán que seguir luchando
por una respuesta justa y reclamando las oportunas indemnizaciones por la actuación
fraudulenta de la gigante farmacéutica.
El anticonceptivo en cuestión, Essure, fue vendido y administrado sin dar la información
adecuada en cuanto a efectos secundarios, que tuvieron consecuencias muy negativas en
las afectadas, y que ahora exigen que se haga justicia.
No obstante, a pesar de la obviedad de la fraudulenta actuación de Bayer, la jueza Lamela
considera que no es responsabilidad de la Audiencia Nacional proteger a los ciudadanos, y
una vez más, se ha puesto de parte de la gran empresa, que con total impunidad, actúa
buscando el máximo beneficio sin importar a quién ni a cuántos tenga que llevarse por
delante.
La Audiencia Nacional no considera que Bayer haya actuado como una organización
criminal, y a pesar de que los damnificados son de España, se considera que no son
competencia de la justicia española y deja el caso en mano de Alemania al ser Bayer una
empresa alemana, tirando balones fuera con tal de no mostrar su verdadera cara y causar
el descontento de la gente, a la cual ha dejado abandonada a costa de los beneficios de la
multinacional.