A pesar de que durante el 2019 el precio de la luz llegó a reducirse en un 7’6%, tras dos décadas en las que había llegado a duplicarse, las grandes corporaciones eléctricas, es decir, Iberdrola, Naturgy y Endesa alcanzaron los 13’6 millones de euros de beneficios diarios.

Las ganancias obtenidas por estas empresas, 4.983 millones de euros, se concentraron principalmente en Iberdrola, la cual ingreso 3.406 millones de euros y llegó a máximos históricos a la vez que aumentaba su valor en Bolsa, con hasta un 23% de subida. Su presidente, Ignacio Sánchez Galán, llegó a embolsarse, según señala el informe anual de
remuneraciones de los consejeros que elabora Iberdrola, 10 millones de euros durante el año 2019.

Por su parte, Naturgy (anteriormente denominado Gas Natural Fenosa) ingresó en el pasado año 1.401 millones de euros, lo cual destaca enormemente en comparación con los 2.882 millones de euros en pérdidas que tuvo en 2018, debido a la revisión a la baja del valor de sus activos de generación. En cuanto a su presidente, Francisco Reynés, cobró durante el pasado periodo contable 4’9 millones de euros.

Cabe señalar que, Endesa fue la que menos beneficios obtuvo, 176 millones de euros, en comparación con las demás y ello se debe, principalmente, al cierre de sus centrales de carbón, lo cual derivó en un detrimento contable por un valor de 1.409 millones de euros. Sin embargo, Juan Sánchez-Calero, quién ocupa el cargo directivo, aunque sin funciones ejecutivas, se embolsó el pasado año 447.000 euros.