Tanto el propio Boris Johnson como varios miembros clave de su equipo que coordina la acción contra el Coronavirus han anunciado su positivo en Covid-19 públicamente este viernes.

El ministro de Sanidad, Matt Hancock, también está infectado, mientras que el consejero médico del Gobierno, Chris Whitty, uno de los expertos que informaba regularmente a los británicos en rueda de prensa, ha decidido aislarse tras desarrollar síntomas en las últimas horas.

Todos los miembros que han dado positivo están aislados en sus domicilios para prevenir más contagios. “He decidido autoaislarme, pero seguiré dirigiendo la respuesta del Gobierno por teleconferencia para luchar contra este virus. Juntos lo derrotaremos”, ha afirmado el Primer Ministro británico.

La gestión del primer ministro británico frente a la pandemia ha sido muy criticada por no haber adoptado suficientes medidas para proteger a la población llegando a afirmar que no tenía sentido ordenar el confinamiento, por mucho que aumentara el número de fallecimientos.

Según los últimos datos, un total de 578 británicos han muerto hasta la fecha de coronavirus, cien de ellos en las últimas 24 horas. El total de casos confirmados ha ascendido a 11.658, aunque las infecciones reales se estiman en decenas de miles. Mientras, los hospitales en Londres están desbordados para atender a los contagiados. “Los pacientes están llegando en números mucho mayores de lo que jamás habríamos podido imaginar”, declaró ayer Chris Hopson, coordinador de los directores de los hospitales del Servicio Nacional de Salud (NHS).