Este martes la Comisión Europea ha enviado una carta advirtiendo a España que el borrador de los presupuestos enviado, corre el riesgo de incumplir las reglas fiscales europeas y por tanto pide un plan actualizado.

No obstante, Bruselas afirma que este borrador lleva al descenso del déficit estructural, aumentando en un 0,1% el PIB, esta es una cifra que consideran insuficiente, ya que el recomendado es del 0,65%. Esta diferencia se traduce en 6.600 millones de euros que el gobierno tendrá que conseguir subiendo los impuestos o disminuyendo los gastos.

También añaden que el proyecto supera el gasto recomendado por la Unión Europea respecto al gasto público, siendo el recomendado de 0,9% frente al 3,8% que propone el gobierno en funciones.

Desde Bruselas añaden: “En general, estos elementos no parecen estar en línea con los requisitos de política presupuestaria” pactados entre la UE y España “apuntan a un riesgo significativo de desviación en 2020 y a lo largo de 2019 y 2020 en conjunto”.

“Por tanto, invitamos a las autoridades españolas a presentar, tan pronto como el borrador presupuestario para 2020 sea enviado al Congreso, un proyecto actualizado a la Comisión Europea y al Eurogrupo que asegure el cumplimiento de las recomendaciones para España”