Instantes después de la toma de poder como Vicepresidenta Primera del gobierno constituido, Carmen Calvo establece como sus propósitos iniciales solucionar el problema político catalán.

Un aspecto que, en un dialogo de manera no oficial con los medios de comunicación ha asegurado que se encontrará dentro de sus competencias, aunque el presidente del Gobierno sea el encargado de dirigir el proceso de negociación.

Carmen Calvo ha afirmado en este aspecto que, pese al encuentro previsto entre Sánchez y Quim Torra, la negociación entre ambos ejecutivos puede empezar el dialogo: “Ya somos gobierno, ya nos podemos sentar”, ha señalado.

Aún no se ha conocido cómo estará compuesto el equipo de negociación del Ejecutivo de España que negociará con el ejecutivo catalán, debido al pacto de investidura establecido entre el PSOE y ERC, que tiene que comenzar en esta quincena. En estos momentos, Calvo ha apoyado al otro lado de la negociación, el Gobierno catalán, a “organizarse” para establecer dicha mesa de diálogo.

Calvo ha establecido que la parte de negociación de Cataluña estará formada por “dos partidos” en acuerdo a los que forman gobierno en Catalunya, (JxCat, y ERC). En su pequeño coloquio informal con los medios, entre otras preguntas, la Vicepresidenta ha sostenido la iniciativa de que la antigua ministra de Justicia, Dolores Delgado, se encargue de la Fiscalía General del Estado, propuesta que ha conllevado fuertes críticas por parte de los partidos de la oposición de derechas. Calvo ha subrayado “el prestigio y la solvencia” de la exministra.

“En ningún momento hemos pretendido controlar la Fiscalía General del Estado”, ha negado rotundamente Calvo. De igual manera, ha afirmado que el nuevo gobierno va a estar bajo una gran presión por parte de la oposición en la legislatura. Apoyada por Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, María Teresa Fernández de la Vega, Meritxell Batet, Rafael Simancas, Luis García Montero o la antigua presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, se ha felicitado la creación de, según palabras de Calvo, “otro gobierno más en nuestra robusta democracia”.

“Seremos prudentes en la valentía y firmes en lo que más importa: la defensa de la democracia”. Y ha apoyado la idea de “una España que tiene que defender su unidad, no sólo en lo territorial, sino en la convivencia, sustentada sobre la solidaridad”. “Llegaremos a todos los acuerdos posibles”, ha asegurado la Vicepresidenta, ya que son un ejecutivo de reformas. Y ha proclamado que este gobierno intentará sortear todas las desavenencias, que serán bastantes.