El equipo médico admite que la pérdida del globo ocular fue, con toda probabilidad, provocado por el impacto de una bala de goma, aunque estas llevan prohibidas desde 2014 en Cataluña.

Los heridos de las cargas policiales en el Aeropuerto de El Prat ya se cifran en más de un centenar según el Sistema d’Emergències Mèdiques del Departament de Salut. Entre ellos existen algunos con lesiones más graves, como el manifestante que ha perdido hasta un “40% de su masa testicular” en las cargas de ayer.

Sin embargo esta misma mañana, después de algunos rumores, se ha acabado confirmando el estallido del globo ocular de un manifestante debido a los disparos de la Policía Nacional, un suceso especialmente grave que ha causado cierta consternación mientras operaban al afectado en el hospital de Belltvige.

Este altercado parece casi marcar un aniversario en cuanto a violencia policial en Cataluña, recordando que el 1 de octubre de 2017 otra persona manifestándose, el Roger Español, perdió también su globo ocular en circunstancias muy similares también por el uso de balas de goma.

Estos hechos, lejos de calmar a los manifestantes, parecen no tener efecto disuasorio alguno, y ya se preveen fuertes disturbios el próximo viernes también secundados por una huelga estudiantil generalizada.