Pablo Casado ha reclamado a Pedro Sánchez y la Fiscalía que los episodios de violencia que han ocurrido en Cataluña se centralicen en la Audiencia Nacional para que puedan investigarse como “terrorismo callejero” o ‘ kale borroka ‘.

Además, le ha recriminado al presidente del Gobierno que sí debe coger el teléfono a Quim Torra para deshacer todos los acuerdos institucionales con los independentistas. El presidente del PP ha hecho las declaraciones este martes mientras visitaba las instalaciones de Iberdrola en Bilbao, junto con los representantes y cabezas de lista del PP en el País Vasco.

Allí ha señalado que lo sucedido en Cataluña ante la noticia de la sentencia del ‘ procés ‘ no son simples disturbios y que “Sánchez, en su visita fugaz repentina e improvisada a la capital de Cataluña, pudo comprobar que no son disturbios aislados y que estamos viviendo una organización, financiación y, sobre todo, consumación de una ‘kale borroka’, como la peor que sufrimos aquí en el País Vasco”.

Ante esto, propone a Pedro Sánchez que se actúe igual que con la ‘ kale borroka ‘ recurriendo a la Ley de Partidos si demuestra la existencia de vínculos entre los CDR y Tsunami Democràtic con los partidos independentistas. También respecto a los daños, ha manifestada que se debe aplicar la Ley de Responsabilidad Penal de los Menores para que los padres respondan por los daños causados por los menores de edad.

Casado recuerda que habla de leyes aprobadas por gobiernos del PP y que en su momento se dijo que “iba a arder Troya, que iba a ser imposible derrotar a la ‘kale borroka’”, pero que gracias a estas “lo único que dejaron de arder fueron las marquesinas, los escaparates y los cajeros automáticos”.

Por lo tanto, para que puedan aplicarse ha insistido en que debe ser la Audiencia Nacional quien investigue los casos como terrorismo callejero y “la AN tiene que ser la competente para juzgar todos los procesos que pueda haber en cuanto a las vinculaciones de Tsunami Democràtic, las alteraciones de órdenes públicos y los delitos de estragos, de atentado contra la autoridad”.

Tras lo que ha aprovechado para recordar que fue el lunes a Barcelona para interesarse por el estado de los policías heridos. Finalmente, ha añadido dirigiéndose a Sánchez que se debe garantizar el orden público a través de la Ley y que eso “no es mucho pedir a un responsable político”.