Pablo Casado ha afirmado este sábado que la supuesta “buena gestión y honestidad” del PNV han quedado sepultadas bajo toneladas de basura”, haciendo alusión al derrumbamiento del vertedero de Zaldibar en Bizkaia.

Ha explicado también cómo casos de corrupción, como el caso “De Miguel”, han acabado con el falso estereotipo de honradez del Partido Nacionalista Vasco. En el acto de presentación de candidatura de PP+Cs celebrado en Santurtzi, Casado ha recordado que en el vertedero de Zaldibar “todavía hay dos trabajadores desaparecidos, sin que el Gobierno del PNV, con el consejero socialista de Medio Ambiente, puedan dar una sola respuesta”, también ha mostrado su solidaridad con las familias de los trabajadores sepultados.

A su vez, el Partido Popular ha pedido el voto para PP+Cs con el fin de dar “la batalla de la libertad contra el totalitarismo, el nacionalismo excluyente, sectario y xenófobo” tanto en Euskadi como en Cataluña.

“Se ha descubierto la eterna mentira del nacionalismo que, a base de crear redes clientelares, de comprar voluntades en la opinión publica, de situar en lo puestos de las empresas y de las administraciones que ellos controlan a su gente, han ido buscando ese caladero de votos para mantenerse en el poder” ha señalado para explicar que es parecido a lo que ocurrió en la Junta de Andalucía.