Casado-Master_Urjc
Fuente: La Vanguardia

Nuevamente, Pablo Casado sigue defendiendo su presunta inocencia frente al polémico caso del máster de la Universidad Rey Juan Carlos. Estas declaraciones se han producido tras la renuncia de Carmen Montón, ex ministra de sanidad, por irregularidades con su máster, obtenido también en la URJC.

Desde la dirección del Partido Popular afirman que no es comparable un caso con otro, ya que no hubo “supuesta falsedad de documento público” en el caso de Casado. Para el nuevo presidente del PP, “España no está para seguir hablando de un curso de doctorado de hace diez años”. Pero los casos se suman a cada día que pasa, desde miembros de dicho partido que borraron de su historial algunos de sus supuestos másteres, incluso carreras, hasta todos aquellos que siguen en la sombra.

Que estos hechos, plagados de corrupción y falsedad, se sigan llevando a cabo por parte de los dirigentes políticos de nuestro país es simplemente surrealista. Constituyen un indicador más de que, mientras unos obtienen fácilmente un máster sin tener que cursarlo, otros no pueden ni siquiera permitirse pagar un grado universitario.

Esta situación evidencia cómo ha calado la banalización de la ley entre los dirigentes políticos, pues estos ya se creen inviolables ante esta. La red clientelar que existe en las cúpulas universitarias, ligada a la inyección de grandes dosis de dinero en las mismas y en los bolsillos de muchos, sigue a la orden del día en la política española.