El Consejo General de los Colegios de Gestores Administrativos estima que más de 900.000 trabajadores afectados por los ERTEs de fuerza mayor aún no han cobrado sus prestaciones por desempleo.

“Muchos trabajadores llevan desde marzo sin ingresar ni un solo euro” afirman, “hay trabajadores que no saben si podrán dar de comer a sus hijos o pagar el alquiler este mes”. Según una encuesta realizada se prevé que las filas del paro acumulen 1,5 millones de personas a consecuencia del cierre de más de 240.000 pequeñas y medianas empresas a causa de la crisis provocada por el coronavirus, a pesar de que más de la mitad de ellas se hayan acogido a un ERTE aliviando su carga.

“Hay que destacar la falta de claridad en cuanto a los datos oficiales reales de ERTEs presentados, trabajadores afectados, denegaciones, pago de subsidios y demás; y esta opacidad afecta por igual a casi todas las administraciones”, ha afirmado el presidente de los gestores administrativos, Fernando Santiago.

Santiago ha destacado que la administración se ha visto desbordada por la cantidad de solicitudes de Expedientes Reguladores Temporales de Empleo, que superaban las expectativas de peticiones.