caso enredadera
Fuente: iLeón.comE

El caso “Enredadera” sigue levantando llagas entre las distintas fuerzas políticas involucradas. En León, la dimisión del concejal José María López Benito (PP) y la constitución de una comisión de investigación suponen un golpe bajo para la moción de censura propuesta por el PSOE contra el Partido Popular en dicha localidad.

La aparición de conversaciones del alcalde de León, Antonio Silván, con el empresario José Luis Ulibarri (detenido por ser uno de los presuntos “cabecillas” del caso) en las que el alcalde le ofrece información privilegiada sobre el desarrollo de una mesa de contratación, se han convertido en el as en la manga del PSOE en su lucha por el poder del municipio, a pesar de que, el caso de corrupción, ha salpicado ya a algunos de sus dirigentes.

Entre algunos de los detenidos, encontramos la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, María Eugenia Gancedo, del PSOE, y Juan Carlos Fernández, portavoz de Ciudadanos en el mismo municipio.Este caso se caracteriza, por otro lado, por ser el primero que ha llevado a la detención de miembros de la formación política de Ciudadanos, a parte de J.C. Fernández, también encontramos a Sadat Maraña, asesor de Ciudadanos en la Diputación de León, y Carlos Ruipérez, alcalde de Ciudadanos en el ayuntamiento de Arroyomolinos.

Tanto el PP, como el PSOE y Ciudadanos se han visto inmersos en esta red clientelar, que ha afectado, de momento, a más de 40 municipios, y en la cual se ven involucrados jefes de policía, así como, figuras del mundo empresarial.

De nuevo, dichos partidos demuestran nulo interés por la verdad y el beneficio general. Estos han tratado de silenciar y evadir su participación en el caso, como si se tratase de algo marginal, mientras usan el mismo como arma arrojadiza para asegurar sus posiciones de poder. Otra muestra de que, hasta los órganos de gobierno más “cercanos”, son una fuente de corrupción al servicio de grandes empresas, en los que los favores personales y las retribuciones en B se convierten en la moneda de cambio por excelencia.

En este país, ni las mociones de censura, ni las elecciones, ni tan si quiera las detenciones, ha conseguido eliminar de raíz la corrupción y la política al servicio de una minoría con afán de enriquecerse. Cuando hablamos de beneficio las diferencias entre fuerzas parlamentarias se desvanecen, para mostrar su verdadero rostro.

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.