La mañana del lunes se han formado largas colas de voluntarios ante los juzgados de Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona para autoinculparse por el referéndum de autodeterminación del 1-O, respondiendo así a la llamada de la entidad soberanista Òmnium Cultural, la cual ha dirigido una campaña bajo el lema “Jo m’inculpo”.

Este lunes 28 cientos de personas se han concentrado ante la Ciudad de la Justicia de Barcelona y ante los juzgados de Girona, Tarragona y Lleida para autoinculparse por participar en el referéndum de autodeterminación celebrado el 1 de Octubre de 2017, en el marco de la campaña de Òmnium Cultural “Jo m ́inculpo” y con el objetivo de mostrar la solidaridad de la ciudadanía con los líderes soberanistas condenados por el Tribunal Supremo.

El vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, ha explicado que desde el pasado jueves 10.000 personas se han descargado los formularios de autoinculpación que la entidad independentista puso a disposición de sus simpatizantes en su web. Del mismo modo, Marcel ha lanzado el reto de que esta iniciativa se convierta en la campaña de autoinculpaciones más grande que se haya hecho nunca en Cataluña, en referencia a las impulsadas por los objetores de conciencia en contra del Servicio Militar Obligatorio décadas atrás.

En cuanto a las posibles consecuencias penales de la autoinculpación por el referendum del 1-O, el vicepresidente ha señalado que forman parte de la desobediencia civil, lo cual implica asumirlas por injustas que sean, ya que forman parte de la visibilización de la protesta.

Asimismo, ha insistido en que el compromiso personal y la solidaridad mostrada por lo participantes en las largas colas demuestra el sentir general de la sociedad catalana, convencida de que ninguno de los delitos que se imputan a Jordi Cuixart y al resto de presos políticos se sostiene en la legalidad internacional.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), en los juzgados de guardia catalanes, salvo en el de Barcelona capital, se podrán presentar un máximo de 25 autoinculpaciones diarias con el objetivo de no colapsar el normal funcionamiento de las instituciones jurídicas. En el partido judicial de Barcelona ciudad no se ha establecido ninguna limitación, ya que dispone de cuatro juzgados de guardia diarios que pueden atender todas las cuestiones asignadas a los juzgados.