Los líderes de los principales sindicatos, CC.OO. y UGT, han visitado al presidente de ERC, Oriol Junqueras, en la cárcel de Lledoners para hablar de la posibilidad de que su grupo parlamentario en el Congreso facilite un gobierno de PSOE y Podemos.

Según publica el diario El País, el primero en visitar a Junqueras fue Pepe Álvarez (UGT), que acudió el pasado jueves a la prisión, mientras que Unai Sordo (CC.OO.) lo hizo este lunes. Según fuentes sindicales citadas por el diario, ambos dirigentes habrían animado al líder independentista a facilitar la investidura de Pedro Sánchez y, por ende, la formación de un gobierno de izquierdas ante los riesgos económicos que afectan ya al mercado laboral.

Álvarez ha reconocido en una entrevista en Onda Cero la visita, aunque ha negado que fuera a la cárcel para hacer ninguna petición. “Desde los sindicatos queremos conocer de primera mano cuáles son las opiniones de ERC en un proceso como el que vive nuestro país”, ha señalado.

Además, ha justificado que Junqueras fue quien solicitó el encuentro antes incluso de conocer los resultados de las elecciones generales y asegura que, entre los temas tratados, primaron la reforma laboral, las pensiones y los presupuestos.

Si bien ha considerado que “ERC es un partido progresista y lo ha demostrado a lo largo de su historia”, también ha recalcado que no está a favor de un referéndum de autodeterminación en Cataluña como defiende el partido catalán.

Fuentes del sindicato señalan que el objetivo era trasladar cuestiones sociolaborales -reforma laboral, pensiones, precariedad del mercado de trabajo o salario mínimo- así como la necesidad de un pacto de las fuerzas progresistas que permita un Gobierno que ponga en marcha políticas sociales.

El objetivo, añaden, no era convencer de la necesidad de pactar con el PSOE y aclaran que no ha habido “mandato ni indicación” desde el Gobierno sobre este encuentro. Desde CCOO también confirman el encuentro de Unai Sordo con Junqueras este pasado lunes y subrayan igualmente que no habido indicación de ningún tipo desde fuera del sindicato.