Íñigo Fernández de Mesa, vicepresidente de la Confederación Empresarial de Organizaciones Empresariales (CEOE), ha avisado de que la gran mayoría de las empresas españolas, que son pequeñas y medianas compañías, seguramente no tienen materiales de protección frente al COVID-19, lo que puede dificultar su apertura.

“En el mundo empresarial lo que entendemos es que posiblemente las empresas grandes si que tienen capacidad y acceso a suministros de este tipo de materiales, mientras que las pequeñas y medianas empresas seguramente no tengan este tipo de materiales”, ha explicado.

Ha remarcado que las grandes empresas son una pequeña parte de la producción de España, ya que el 95% de las empresas son microempresas o pymes. Según el vicepresidente de la CEOE, lo que hace falta es un plan estratégico que dé salida a esta situación de cuarentena para las empresas, de esta forma se pueda volver a la actividad productiva, sobre todo en las pequeñas empresas.

Siendo preguntado sobre la petición de las organizaciones sindicales que instan a no trabajar si no hay garantías de seguridad y salud en el trabajo, el vicepresidente de la patronal ha respondido que las compañías son las primeras interesadas en abrir “siempre y cuando” se de seguridad máxima a la gente que se emplea.

Ha subrayado que el suministro de test, mascarillas, guantes y gel y otros equipos es fundamental para garantizar la seguridad de trabajadores y para la puesta en marcha de la actividad productiva. Además, ha señalado que existe incertidumbre legal por parte de los protocolos de sanidad, que, aunque están bien, se deja la interpretación a las empresas.

Ha añadido, “estoy seguro de que las empresas van a tratar de proteger al máximo a sus trabajadores, porque es el principal valor de la empresa, y aquellas empresas que vean que no están capacitadas para evitar los riegos van a postergar su apertura”.

Íñigo Fernández de Mesa ha puesto en valor la importancia de la normalización de la actividad empresarial, ya que “el efecto de esta pandemia va a ser muy importante en la economía y lo que es absolutamente imprescindible es que las empresas puedan contar con los medios”.