La petrolera ofrece una inversión de 2.500 millones de euros en la mejora y
ampliación de su red en la región andaluza, a cambio pide la agilización y el apoyo de la junta para esquivar los trámites burocráticos.

Cepsa ha tensado a la Junta de Andalucía, en una maniobra que les permitiría aprovechar su reciente discurso de desregulación “controlada” para fomentar la inversión de capital privado en la región .El plan que propone la multinacional incluye una inversión de 2.500 millones (del 2019 al 2023).A cambio, la petrolera exige dos condiciones; medidas concretas para reducir trámites burocráticos y que se les garantice el apoyo para agilizar el proyecto Fondo de Barril, que prevé absorber 1.000 millones de la cifra anterior, ampliando la refinería de Campo de Gibraltar (Cádiz).

Juan Bravo,el consejero de Hacienda e Industria en representación del órgano regional Juan llevaba ya meses anunciando públicamente la existencia de supuestos potenciales inversores,en el caso de la utilización de las ya citadas medidas de desregulación controlada. Ahora la identidad ha sido publicada, Cepsa, compañía petrolera con sede en madrid, controlada mayoritariamente por el fondo Mubadala Investment Company, fondo de inversión soberano de Abu Dabi y recientemente también se conoce la adquisición del 40% de la empresa por parte de The Carlyle Group, otro fondo de riesgo.

Además del proyecto Fondo de Barril en San Roque, pretenden también centrar la inversión en proyectos de generación eléctrica renovable(sobretodo fotovoltaicos), en una mejora de las instalaciones petroquímicas en Huelva y Cádiz y por último reforzar la red de gasolineras y de distribución en la comunidad.

En realidad el ayuntamiento de san roque ya aprobó a final del año pasado un plan especial para que la ampliación de la refinería pudiera ampliarse y mejorar su productividad. Bravo, en una visita a la zona, asegura que el Fondo de Barril es un ejemplo de gran proyecto parado que habría que permitir agilizar. A pesar del entusiasmo del órgano andaluz algunas competencias recaen en el ejecutivo central, como puede ser otorgar las licencias ambientales. Haciendo así que el comienzo de las obras fechado en un principio para el 2019, se retrasaría al menos un año.

Para evitar esa paralización la junta regional va a designar el proyecto de Fondo de Barril como proyecto estratégico . Calcando así, la maniobra del macroplan inversor de 720 millones a 10 años que Cosentino ha planteado a la Junta en Cantoria (Almería). Esta designación significa en la práctica una simplificación de los trámites de todos los permisos necesarios. Aunque esta competencia y capacidad exista en Andalucía desde hace 8 años, nunca se ha llevado a cabo con éxito, por ello se plantea actualizar y reformar la figura de los proyectos estratégicos el próximo mes de septiembre.