La Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), ha advertido que el mantenimiento de las empresas tras el coronavirus dependerá de la liquidez de las mismas, y ha estimado una necesidad de financiación por valor de 200.000 millones de euros en el corto plazo.

Así lo ha indicado la patronal, durante la jornada empresarial “¿Cómo evitar la quiebra por el coronavirus?, estrategias empresariales ante el COVID-19”, organizada por la patronal en colaboración con Álvarez y Marsal.

Para el presidente de la patronal, los 200.000 millones de euros es una cantidad “a tener en cuenta”, ya que la línea de avales que ha puesto en marcha el gobierno es tan solo la mitad. “Es muchísimo dinero, pero la mitad de lo que nos puede hacer falta “, ha añadido.

En términos generales, Cepyme cree que las empresas deberán enfrentarse a esta crisis con medidas radicales de gestión de caja que se complementen con planes de financiación.

Ha remarcado que el paquete de avales de 100.000 millones de euros aprobado en España no cubriría las necesidades de financiación que las empresas españolas tenían antes del coronavirus, mientras que “en otros países, como Alemania, los paquetes de financiación aprobados por el estado casi cuadriplican la necesidad de financiación anterior a la crisis “.

Para la patronal de la pequeña y mediana empresa, es imprescindible aprobar una serie de medidas de forma urgente para acompañar a las pymes. Desde su perspectiva, es necesaria la extensión de la vigencia de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs), para que las empresas no tengan que asumir la reincorporación de los casi cuatro millones de trabajadores afectados con un nivel de actividad casi nulo.