La embajada de China en España asegura que los kits de test rápidos comprados por España para detectar el Covid-19 fueron comprados a una empresa sin licencia.

Dichos test no funcionaban bien ya que tenían una sensibilidad del 30% cuando debería de ser superior al 80%. Esto significa que este test podría dar falsos negativos y que estos contagiasen a gente sin saberlo.

El Ministerio de Comercio de China ha ofrecido al Ministerio de Salud una lista de recomendaciones de proveedores clasificados, en dicha lista no se encuentra la empresa Bioeasy, empresa a la cual España le compró 340.000 pruebas rápidas, la embajada china asegura que esta empresa no tiene la “licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos de China para vender sus productos”.

Los expertos han concluido que por el más que insuficiente resultado de este kit rápido se tendrá que usar el método lento, el cual requiere de 4 horas y de material altamente especializado. Aseguran que de los 340.000 test solo han llegado 9.000, “nos van a proveer de otros test rápidos y además se han conseguido otros proveedores, no solo de antígenos, también test serológicos”. El Ministerio de Salud aún no ha respondido a cuánto ha costado este lote defectuoso.