China-Arabia SaudÍ
Fuente: Thomas Peter

“Apoyo económico a la reconstrucción económica” o “Ayuda humanitaria así ha tildado en el VIII Foro de Cooperación Económica Chino-Árabe el presidente de China, Xi Jinping, al gran desembolso de dinero que va a realizar el país hacia los distintos países de la zona de Oriente Medio de 20.000 dólares de crédito.

Desde hace ya algunos años, el país asiático viene embolsándose grandes cantidades de dinero a raíz de los intereses que recibe a cambio de las ayudas por parte de los países árabes o asegurándose un mercado fijo.

En este camino China creará una nueva organización interbancaria chino-árabe con un capital de 3.000 millones de dólares para realizar proyectos financieros conjuntos.

Durante el Foro se han tratado más proyectos conjuntos relacionados en distintos ámbitos como el económico, el industrial y energético, donde China ha dejado claras sus intenciones de reforzar extender su influencia en la zona. Además, ésta estaría planeando la construcción de una base militar en un puerto de Pakistán con el pretexto de la necesidad de una base naval para la flotilla naval china que patrulla el golfo de Adén, además de los navíos de guerra que escoltan a sus petroleros a través del océano Índico. Ésta sería la segunda base militar del país en el extranjero tras inaugurarse hace poco menos de un año la que se encuentra en Yibuti.

Desde hace algunas décadas se ha podido observar cómo China ha ido convirtiéndose en un gigante económico con un constante aumento de las inversiones en el exterior para asegurar su influencia geopolítica y económica, principalmente en América Latina y el sector energético de ésta y haciendo lo mismo en la zona árabe durante los últimos años, siendo así actualmente una de las principales potencias mundiales.

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.