China UE comercio EEUU
Fuente: actualidad.rt

 

Desde el 6 de Julio, EEUU ha comenzado con una política comercial cuanto menos agresiva que está afectando de forma simultánea en varias partes del mundo. Los aranceles a bienes procedentes de China han aumentado hasta el 25%, lo que se traduce en 50.000 millones de dólares por año. El caso de la Unión Europea es similar, se trata de aranceles del 25% para el acero y del 10% para el aluminio.

Ya en su día, estos ‘’ataques’’ por parte del país norteamericano tuvieron su debida respuesta, aunque de forma individual.
China impuso tarifas arancelarias en la misma magnitud (25%) a los productos estadounidenses, que, sin embargo, se traducían en 34.000 millones de dólares anuales, un valor inferior al de las medidas impuestas hacia los productos chinos.
Por su parte, la Unión Europea elaboró una lista de alrededor de 200 productos a los que aplicar impuestos del 25%, traducidos en un valor de 2.800 millones de euros.

El pasado 16 de Julio, ambos países se reunieron en la vigésima cumbre anual China-UE realizada en Pekín para trabajar cuestiones comerciales, tanto a nivel global como a nivel bilateral.

Acordaron establecer un grupo de trabajo con el objetivo de reformar la OMC (Organización Mundial de Comercio), en defensa del sistema multilateral de comercio, evitando y rechazando medidas unilaterales que pueden derivar en políticas proteccionistas, como es el caso concreto citado anteriormente de EEUU.

Además de tratar la problemática arancelaria en este encuentro, el presidente de la Comisión Europea Jean Claude Juncker ha celebrado los buenos progresos que la cumbre ha logrado, pero también ha señalado la gestión china, la cual debe mejorar su política de cara al extranjero.
Por su parte, Li Keqiang, primer ministro chino, a raíz de estas declaraciones ha prometido que continuará el proceso de apertura de su economía a inversiones y exportaciones.

 

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.