Los manifestantes antigubernamentales han marchado por varios centros comerciales de Hong Kong este miércoles, recitando lemas a favor de la democracia y prometiendo seguir con las protestas, justo un día después de que se produjeran violentos enfrentamientos con agentes de la Policía en un distrito turístico.

Las protestas han ido en aumento desde junio, pero hasta entonces habían sido pacíficas en el mes de diciembre tras convocar unas elecciones en noviembre por los candidatos prodemocracia.

A pesar del aumento de las manifestaciones y de que las autoridades reconocieran su fracaso, el gobierno chino no ha hecho concesiones a los manifestantes, los cuales han intensificado los enfrentamientos con las autoridades durante el periodo festivo de diciembre.

Este miércoles, mientras los turistas y compradores seguían con sus actividades, los agentes han rociado con gas pimienta a los protestantes que, vestidos de negro y tapados con máscaras, se habían mezclado con los compradores y habían recitado lemas en favor a la ‘liberación de Hong Kong’.

Además, la Policía ha utilizado gases lacrimógenos para frenar a miles de protestantes que habían levantado barricadas en varias carreteras, dejando un total de 25 heridos, incluyendo a un hombre que cayó de un segundo piso intentando escapar de la Policía.