Cristina Cifuentes vuelve a escena, esta vez con una entrevista televisiva para explicar los traspiés que sucedieron a su dimisión prematura. La ex presidenta ha señalado que tenía enemigos dentro del PP, así como enemistades por su “lucha contra la corrupción”.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en una entrevista a Telecinco ha justificado su virulenta salida de la plana política regional.

 Cifuentes señala en la entrevista que tenía gente en su contra entre las propias filas del PP, achaca su fracaso político a una “tormenta perfecta” planificada desde  “un despacho” y todo  ello con el fin de contentar “el interés económico de un empresario que quería recibir dinero y no lo recibió” y añade que, además se le suma un  “componente de venganza” por “levantar alfombras” y por que era conveniente para algunos desgastarla.

Según informa Europa Press, la ex presidenta afirmaba que se la tenían “jurada” desde que empezó a “luchar contra la corrupción” mientras, otros pretendían  apartarla porque pintaba como la  “sucesora de Rajoy”.

Cifuentes también ha señalado lo que que consideran linchamiento por parte de la prensa, tras  filtrarse las famosas imágenes lo que ella asegura fue  un tratamiento que según ella, “no tiene precedentes en la historia de España”.

Asegura : “A mi se me linchó”, en referencia a que  “durante casi mes y medio” el caso máster ocupó radios, televisiones y prensa.

Sobre el susodicho asunto del máster, la exdirigente mantiene haber dicho “la verdad en todo momento” para acabar añadiendo que podría haber evitado parte de sus problemas judiciales si no hubiera renunciado al aforamiento, al entregar su acta de diputada de la Asamblea.

En esta línea,ha afirmado que decidió abandonar su puesto político porque lo consideraba  “lo mejor para el proyecto político” que ella defendía .

 “Yo no me voy por el famoso vídeo de las cremas. Ya tenía la decisión tomada de renunciar varios días antes” ha enfatizado la heredera de Aguirre.

Respecto al más que famoso video de las cremas, que coronó su precipitada dimisión, se ha defendido asegurando que lo que parece un hurto fue fruto de un error. 

Así lo explica en la entrevista: “Me resulta difícil hablar de esto es algo de lo que no me siento orgullosa en absoluta, al contrario. Jamás voy a defender que alguien se lleve algo de una tienda pero es que objetivamente yo no me di cuenta”.

Para acabar sobre este asunto tambien ha explicado que tiene que ver con “las cloacas del estado” y ha puntualizado que este asunto ya está en manos de su abogado quien ha presentado una demanda civil contra el centro comercial por la distribución de las imágenes.