Edmundo Bal, portavoz adjunto del partido naranja en el Congreso, ha avisado a Pedro Sánchez de que el apoyo de su formación en cuanto a la gestión de la pandemia no es un “cheque en blanco”, que debe abandonar la “política de trincheras”.

Ha sido durante el pleno donde el portavoz ha señalado que “el Gobierno ha llegado tarde a esta crisis y lo ha hecho bastante mal, se niega a reconocer ningún error”. Ha tachado al ejecutivo de actuar en base a una “política de trincheras, de buenos y malos”.

Es en el pleno del congreso donde se decide la continuación del estado de alarma, sobre lo cual Bal ha afirmado que su partido sigue mostrando “lealtad”, con “la mano tendida” pero que ello no significa un “cheque en blanco”, es decir, un apoyo incondicional al gobierno de Sánchez e Iglesias.

Además, Edmundo Bal tras recordarle la importancia y urgencia de los acuerdos para la reconstrucción social y económica de España, ha pedido al presidente, que “tenga altura de miras” y le ha pedido que actúe “como un hombre de Estado”, le ha dicho a Sánchez tras transmitirle la urgencia de concretar los Pactos.