Un total de 810.367 personas han pedido en el Instituto Nacional de Estadística (INE), en ayuntamientos y consulados españoles que no se les envíe propaganda electoral de las próximas elecciones generales del 10 de noviembre, las cuales se repiten por la imposibilidad de formar gobierno tras las elecciones del 28 de abril. 

Del número total de personas que han pedido la exclusión del censo que los partidos utilizan para enviar propaganda electoral, 808.493 corresponden a españoles residentes y 1.874 a españoles que residen fuera de España. 

El mayor número de peticiones se ha producido en Madrid con 155.219, cifra que dista mucho del segundo puesto, en el cual se encuentra Barcelona con 89.698 peticiones. 

La decisión de recibir o no propaganda cobra mucha importancia debido a que serán las cuartas elecciones celebradas en cuatro años. Ya en la convocatoria del 28 de abril hubo un movimiento en redes sociales que se oponía al envío de propaganda, ya que la convocatoria de unas nuevas elecciones costaría en torno a 140 millones de euros.