El Juzgado de Instrucción nº 18 de Valencia ha procesado al concejal de Cultura Festiva Pere Fuset (Compromís) como presunto autor de los delitos de homicidio por imprudencia grave y contra la seguridad de los trabajadores.

Además de Fuset, otros cuatro responsables de las empresas Promociones Musicales Osuna y T. Tercio, y el presidente de la Asociación en Promociones Musicales también serán juzgados por los mismo delitos.

Los hechos ocurrieron el 27 de junio de 2017, cuando un operario que trabajaba en la construcción de una grada para los conciertos de la Feria de Julio pisó una tabla que venció, y cayó desde 3 metros de altura. Sufrió un traumatismo craneoencefálico y falleció días más tarde en el hospital.

El auto de incoación de procedimiento abreviado indica que existen indicios de que el concejal exigió personalmente con un mínimo de antelación a la celebración premura en el montaje de las gradas.

Por otro lado, existen también indicios de participación criminal en la causa del fallecimiento imprudente por no haber exigido a las empresas contratadas el estudio de seguridad laboral y salud del montaje de la grada.

Además, en 2018 se le impuso al Ayuntamiento de Valencia una sanción de 40.986 euros por una infracción muy grave, ya que en las obras de la grada no existía una evaluación del riesgo ni se adoptaron medidas de protección.

En consecuencia, aparte de las personas físicas, están procesados el Ayuntamiento de Valencia, Promociones Musicales Osuna, T Tercios y la Asociación de Promotores Musicales de la Comunitat Valenciana.