Grandes protestas en un ambiente nevado. Varias estaciones de esquí en los Alpes y la zona pirenaica han estado paralizadas y han sufrido cierres temporales este fin de semana en el contexto del llamamiento a las concentraciones realizado por las organizaciones obreras dedicadas a este sector económico.

Están muy afectados, ya que desconocen las consecuencias que provocará la reforma del seguro de desempleo establecida por el Gobierno hace dos de meses.

Según han expresado varios manifestantes, empleados que trabajan en la zona de los Alpes, y entre ellos un encargado de seguridad en invierno y que a su vez también es empleado en una empresa de agua embotelladora en verano, dicen que “no tienen en cuenta nuestras vidas fuera de temporada. En mayo, junio, septiembre, octubre y noviembre, las mujeres tenemos muchas dificultades para encontrar trabajo, o bien es uno muy físico”.

Esta reforma se estableció mediante decreto, dicha reforma acerca de desempleo agrava las obligaciones para obtener el subsidio y obliga a trabajar durante un periodo de tiempo mas prolongado para poder exigirlo. Según las organizaciones, en ciertas situaciones los empleados podrían perder cerca de un 40% de los subsidios.

Según otro trabajador, encargado de los remontes mecánicos, la retribución les permite mantenerse entre este tipo de trabajos y otros de duración. Se dejan de percibir grandes cantidades de dinero de compensación, lo que a su juicio pone sobre la cuerda floja a los empleados estacionales y a su entorno.

El Ejecutivo de Francia publicará en los próximos días “un plan de acompañamiento” para los empleados en las estaciones dedicadas a los remontes mecánicos, y personas afincadas en las zonas montañosas en las cuales los trabajos es bastante temporal, en concreto en verano y en invierno, además de caracterizarse por sus malas condiciones.