La reunión, que ha tenido lugar este lunes por videoconferencia y ha durado una hora, ha abordado la puesta en marcha de una Mesa por la reconstrucción para la crisis económica derivada de la pandemia.

Esta reunión ha puesto final a la ronda de contactos con todos los líderes políticos que se inició el jueves. Todos los partidos han manifestado su posición respecto a la propuesta de una acción coordinada para frenar la crisis, a excepción de VOX y la CUP que han declinado la oferta de diálogo con el Presidente y del Partido Popular que hará pública la línea mantenida por el PP en una rueda de prensa esta tarde.

Por otro lado, los populares ya habían manifestado su descontento con el partido de Sánchez antes de la reunión, afirmando que acudirían solamente por “lealtad institucional”, y durante el trascurso de la misma le han reprochado porque creen que solo pretende “propaganda” con la Mesa de la reconstrucción y repartir las responsabilidades de su gestión ante la crisis del coronavirus.

Además han exigido mantener un flujo constante de comunicación ya que, según la formación, Pedro Sánchez solo mantuvo “apenas cuatro minutos de diálogo” con Casado durante todo el mes pasado. Miran con desconfianza la colaboración con el gobierno pero están dispuestos a poner de su parte para disminuir las consecuencias económicas que seguirán a la crisis sanitaria.