El expresidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Sevilla a seis años y dos días de cárcel y otros quince de inhabilitación debido a la causa judicial sobre los expedientes de la regulación de empleo (ERE). Su antecesor al cargo, Manuel Chaves, ha sido condenado a nueve años de inhabilitación especial. 

La sentencia se ha dado a conocer este martes por el tribunal de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla, casi un año después del final del juicio y tras cerca de nueve años desde que la juez Mercedes Ayala diese comienzo a la instrucción de la causa. 

Por su parte, el exconsejero de Empleo Antonio Fernández ha sido condenado a 7 años y 11 meses de cárcel e inhabilitación absoluta por un período de 19 años. Los exconsejeros Viera (Empleo) y Vallejo (Innovación) han sido condenados a 7 años de prisión e inhabilitación absoluta por 18 años, en ambos casos por un delito continuado de prevaricación y malversación. 

La sentencia también recoge las condenas de Carmen Martínez Aguayo (exconsejera de Hacienda), Gaspar Zarrías (exconsejero de la Presidencia), Magdalena Álvarez (exconsejera de Economía y Hacienda), Francisco Javier Guerrero y Juan Márquez (ex directores generales de Trabajo), Agustín Barberá (exviceconsejero de Empleo), Jesús María Rodríguez (ex viceconsejero de Innovación), José Salgueiro (ex director general de Economía y Hacienda), Antonio Vicente Lozano (ex director general de Presupuestos) y Miguel Ángel Serrano (ex director general de IFA/IDEA). 

Sólo dos de los 21 acusados han sido totalmente absueltos, ya que han sido acusados de prevaricación en vez de por malversación, recibiendo solamente una condena de inhabilitación.