El Congreso de los Diputados ha desestimado 14 intentos de ERC y Junts Per Catalunya para que se investigue si el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y el gobierno de Mariano Rajoy conocieron por anticipado que se iban a producir los atentados del 17 de agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils, de los que se cumplen dos años este sábado.

Según la información de la Cámara Baja, el pasado mes de julio ERC y JxC llevaron a cabo una ofensiva parlamentaria para que las Cortes analizaran si hubo conocimiento previo de los hechos por parte del CNI y el Ejecutivo de Rajoy.

Las dos formaciones catalanas plantearon la ofensiva tras conocer diversas noticias sobre el 17-A por el diario Público, que apuntaban a que el CNI tenía pinchados teléfonos de algunos autores de la masacre, control que se mantuvo hasta los días anteriores a los atentados. Además, el imán de Ripoll, Abdelbaki es Satty, quien habría radicalizado a los autores de las matanzas, estuvo también controlado por los servicios de inteligencia hasta el mismo día de los hechos.

Por ello, ERC y JxC presentaron 14 iniciativas, en concreto 9 preguntas escritas, 4 comparecencias y una petición de comisión de investigación. Aun así, todas ellas fueron rechazadas por el Congreso. Ninguna de ellas fue admitida a trámite, en concreto con la fórmula parlamentaria “inadmitido a trámite en términos absolutos”. 

ERC fue quien pidió la comisión de investigación, para que el Congreso indagase sobre la relación del imán con el Centro Nacional de Inteligencia y su implicación en los atentados de Barcelona y Cambrils. Por otro lado, entre las preguntas por escrito se pidió que se confirmase la información que presentó el diario Público. También se intentó que el actual Ejecutivo, presidido por Pedro Sánchez, informara sobre las sospechas que tenía el Gobierno acerca de que podía producir un atentado en agosto de 2017 en Cataluña, y que el imán Abdelbaki es Satty estaba preparando un atentado.