Tras más de una semana de huelga, los controladores de pasaportes del aeropuerto de Palma de Mallorca han sido convocados, junto con AENA, por la Conselleria de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, para que el próximo martes se lleve a cabo una mediación entre ambas partes que permita solucionar la situación. 

La petición realizada a la Conselleria, para que el Govern intervenga en la situación y se realice dicha mediación, ha sido a petición del comité de empresa, el cual también ha pedido la visita al aeropuerto de Inspección de Trabajo y del conseller, Iago Negueruela. Asimismo, la mediación ha sido solicitada después de que el comité de empresa mostrara sus intenciones de reunirse con Aena, organismo gestor, y así poder explicar los motivos por lo que estaban protestando y recibiera la negativa de la empresa. 

Cabe señalar que, una vez se comenzó la huelga, la Conselleria de Trabajo dejó en manos de AENA la solución de la situación, debido a que es la máxima responsable del aeropuerto. No obstante, tras haber transcurrido 8 días desde el inicio de la huelga y no haber avanzado en la negociación, la ha decidido intervenir.  

Entre las reivindicaciones de los trabajadores encontramos la petición de un salario digno y condiciones laborales que cumplan la legalidad vigente, las “nóminas ininteligibles” por parte de la empresa Acciona, los repetidos descuentos que les hacen en éstas y la pérdida de documentación importante, como es la planificación y los contratos, así como también la sucesión de coordinadores en un período corto, 5 en poco más de un año. 

Además, los trabajadores denuncian también la falta de prevención de riesgos laborales, ya que no reciben una formación inicial por parte de la empresa, sino que son los propios trabajadores los que deben explicar las medidas de seguridad a los que se incorporan, así como también el largo periodo de tiempo que trabajan sin haber firmado el contrato de trabajo.