Corrupción en la AFE
El presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales. – EFE

Luis Rubiales, actual presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha sido denunciado por intentar pagar más de 120.000 euros de una reforma en su domicilio particular con dinero de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) cuando la presidía. Cadena SER ha desvelado recientemente una grabación de Miguel Ángel Galán, presidente del Centro Nacional de Formación de Entrenadores de Fútbol, con la arquitecta Yasmina Eid-Mached: “Nos dijo que la única forma de cobrar la reforma era cargando el coste de su casa a la AFE”.

No contento con ofrecer dinero de la AFE para reformar su casa, Rubiales ha sido acusado por la arquitecta de haberla agredido cuando esta se negó a devolverle los 28.593 euros que este le adelantó en el proyecto. A la denuncia se suman los mensajes de Whatsapp enviados por Luis Rubiales a Yasmina “No se puede más”, “Fenómena”, “Matrícula de honor tu trabajo”. Sus intentos de desvincularse del trabajo realizado sin haber pagado o sus comentarios machistas hacia las jugadoras de la selección, que iban con pantalones cortos, durante la Asamblea de la RFEF “Sé que han venido un poco en medio paños menores, pero venid aquí”.

Este caso de corrupción se suma a otros casos de corrupción que el año pasado le salían a la Federación, como el Caso Soule, en que Ángel María Villar, su hijo y el vicepresidente económico de la Federación eran detenidos acusados de corrupción entre particulares, falsedad en documento público, administración desleal, apropiación indebida y posible alzamiento de bienes.

Esto no hace más que resaltar la estructura podrida que tiene el fútbol y el deporte dentro de este sistema en el que importa más el máximo beneficio y el llevarse más dinero, antes que la verdadera esencia del deporte que es practicar un ocio sano y para el crecimiento y formación esencial de una persona.

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: FacebookTwitterInstagramYoutube.