Ignacio del Hierro, marido de la exsecretaria del PP, Dolores de Cospedal, encargó al excomisario del Cuerpo Nacional de Policía, José Manuel Villarejo, la elaboración de un dossier sobre el papel del dirigente del PP, Javier Arenas, en la Fundación de Estudios Europeos. En la asociación que llegó a presidir, también participaron el extesorero Luis Bárcenas y el ex-eurodiputado Gerardo Galeote.

Según han revelado los audios publicados por ‘Moncloa.com’, López del Hierro le pidió a José Manuel Villarejo que recopilará todo lo que “pudiera averiguar” en un trabajo que sería “pagado”. “Pasa lo que tengas que pasar. Baratito, porque estamos tiesos”.

Al parecer, el excomisario que se encuentra en prisión acusado por organización criminal, fraude fiscal y blanqueo de capitales, no aceptó dinero del Partido Popular.  No obstante, sí que sugirió que lo recomendará para más trabajos: “Otra cosa es que cuando venga algún pago, o algún empresario o lo que sea, en un momento determinado digáis: “Oye, contratad a este que es de confianza”. Eso sí, pero yo como le voy a cobrar al partido”.

El objetivo de la indagación era averiguar qué tipo de relación tenía Arenas con Bárcenas y Galeote. Después de que una grabación que salió a la luz el pasado viernes demostrará que, en una reunión entre Cospedal, su marido, y Villarejo, en 2009, este les informó de que el nombre “Arenas” aparecía en la investigación del caso Gürtel, en concreto en “anotaciones y pagos”.

Además, en una de las conversaciones publicadas Villarejo demuestra la implicación de otros políticos como Francisco Camps o “el Barbas”, refiriéndose expresidente Mariano Rajoy, en su momento gran defensor de Luis Bárcenas.

La exministra de Defensa ha justificado su encargo a Villarejo alegando: “solo cumplía con mi obligación”. “Yo conozco a Villarejo igual que lo conoce media España. Yo no sé si tendrá a todo el mundo grabado, pero sé que habla con mucha gente. Yo nunca voy a negar que lo conozco, porque yo tenía la obligación de recabar información”, declaró el pasado viernes en la cadena Cope.

Cospedal asegura que se siente respaldada por Pablo Casado. Sin embargo, el líder del Partido Popular parece tener miedo a pronunciarse; y si bien ha declarado que la exministra “no ha mentido”, está claro que se encuentra entre la espada y la pared por haber llegado a la presidencia gracias a ella.

El intento de la exsecretaria general de interferir en una investigación judicial, con la ayuda de un comisario condenado, deja claro que el partido sigue con su característica rutina de tapar corrupción con más corrupción.