Cuatro entidades han denunciado a la fiscalía la construcción de un parque eólico, los motivos de la denuncia han sido el efecto dañino que tendría esta construcción a la Ribeira Sacra, al Camino y afectaría también a dos especies de aves amenazadas.
El Sindicato Labrego Galego, Amigos do Camiño de Santiago, Ribeira Sacra Rural y el colectivo ornitológico Cigüeña Negra son los autores de estas denuncias, piden que se abra una investigación por los delitos de prevaricación, por “omisión contra el patrimonio cultural y el medio ambiente”.
Denuncian también que el plan de construcción del parque eólico, tendría que haber contado con una investigación previa por parte de la empresa propietaria Endesa, ya que estos territorios pertenecen a Ribeira Sacra, y es considerado patrimonio de la humanidad. 
Además de esto, las cuatro asociaciones han señalado que no hay constancia de que se hayan adoptado “medidas de protección de la atmósfera” ni un “plan de seguimiento de la avifauna”, ya que en caso de existir deberían de estar en la Declaración de Impacto Ambiental que hizo la empresa. 
Según el colectivo ornitológico Cigüeña Negra, asegura que dos posibles especies de aves podrían estar amenazadas por esta construcción (​aguilucho pálido​ y ​aguilucho cenizo).